fbpx
tocar-banda

Aprender a tocar en banda

Aprender guitarra puede tener muy diversos objetivos. Sin duda, uno de los más comunes es tocar en un contexto de banda. No obstante son muchas las dudas y temores que surgen entre los guitarristas principiantes para afrontarlo, por lo que en ocasiones cuesta dar el paso.

¿Cuándo estoy preparado para tocar en una banda?

En realidad, desde el mismo momento que comienzas a tocar la guitarra puedes también experimentar a tocar con compañeros. Lo difícil es encontrar gente que esté también empezando y tenga esa inquietud desde el principio, sobre todo fuera de un contexto académico. Pero no necesariamente tienes por qué comenzar en una formación “al uso” (guitarra, bajo, batería), sino que también puedes comenzar a desarrollar esas habilidades tocando con algún otro amigo guitarrista, o con alguien que cante, o pedirle a tu profesor dedicar una pequeña parte de la clase a tocar juntos

¿Qué aspectos son más importantes para sonar bien con una banda?

Desde mi punto de vista, lo más importante es escuchar a los demás. La guitarra es un instrumento rítmico-armónico en la gran mayoría de los casos, por lo que nuestra función es la de crear una buena base. Para ello tenemos que ir en sincronía con la batería y el bajo (si los hay) y por tanto hemos de escucharlos con atención. Desde ese punto debemos desarrollar nuestro tempo (la capacidad de seguir el ritmo), que normalmente debe marcarlo el batería. También hemos de tener capacidad dinámica, es decir, tocar con mayor o menor intensidad en función de lo que la canción pida, por lo que hay que escuchar muy detenidamente al cantante. Todas estas habilidades se han de pulir entre toda la banda, por lo que es importante que se dediquen los ensayos a trabajar este tipo de detalles, en lugar de simplemente a “tocar por tocar”.

¿Cómo puedo llevar todo esto a cabo?

Cuando tengáis algunos temas listos es importante que contéis con una opinión externa. Invitar a amigos a los ensayos es una buena idea, además así ayudáis a combatir el miedo escénico Otra opción es grabar algunos temas cuando los tengáis listos y enseñarlos a algún músico más experimentado para que os pueda orientar. Posteriormente es importante contar con una buena organización dentro de la banda, bien sea con un líder que tome las riendas o con una muy buena comunicación entre los miembros. En la mayoría de los casos, el factor humano es el responsable de que una banda fracase, por eso ese punto hay que cuidarlo. Puntualidad en los ensayos, los temas bien aprendidos, participación de todos los miembros en los procesos creativos, etc.. son puntos imprescindibles sin los cuales las probabilidades de éxito se esfuman.


Pero sobre todo, lo más importante para tocar en una banda es ponerle muchísimas ganas e ilusión, así que ponte a buscar a tus compañeros y ¡a comerse los escenarios!.

Comparte este post

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Newsletter

Ir arriba